Desde Agora International School Andorra os ayudamos a preparar la vuelta al cole

El curso 2021-2022 está muy próximo a comenzar. Faltan apenas unos días para que demos la bienvenida a todos nuestros estudiantes en Agora International School Andorra. Ahora comienza la conocida como ‘cuesta de septiembre’ con sus gastos, su vuelta a la rutina después de vacaciones, su periodo de adaptación y todas sus cosas nuevas. Pero, no os preocupéis, tenemos todos los secretos para preparar la vuelta al cole e iniciar este curso escolar con buen pie.

Prepara el material con antelación

Para que todo nos os pille de sorpresa y evitéis agobios de última hora, lo mejor es empezar a preparar el material escolar necesario con algunos días de antelación.

  • El uniforme: quizás podáis aprovechar las rebajas que preparan algunas tiendas en verano para haceros con los básicos necesarios para el uniforme. Además, una buena opción será probar el uniforme del año pasado al peque y comprobar qué prendas son necesarias renovar porque ya quedan pequeñas. Apuntado todo en una lista y consiguiéndolo poco a poco, llegaréis al inicio del curso con una preocupación menos.
  • ¿Qué cosas necesitarán sí o sí? Quizás sea necesario comprar una mochila nueva, algún artículo electrónico o tecnológico, un nuevo paquete de lápices, un estuche o bolígrafos suficientes. Un buen consejo es sacar todo lo que dispongáis del año pasado y apuntar qué es necesario renovar y qué puede continuar con vuestros hijos un curso más.
  • Ve poniendo etiquetas con su nombre a todos los artículos que conlleve llevarlas, y así el primer día ya tendrán todo listo.

Preparar con antelación el material puede suponer un aliciente añadido para que comiencen sin tanta angustia.

Para preparar la vuelta al cole, también hay que prepararla emocionalmente

Es totalmente normal que los niños sientan miedo y nervios ante la vuelta al cole. Han pasado casi tres meses en casa, rodeados de sus familiares, sintiendo su calor y sintiéndose queridos. Ellos interpretan esa vuelta al colegio como un ‘abandono’ por parte de su familia. «El miedo es una emoción humana que aparece ante la percepción de un peligro y que cumple la función de adaptación y supervivencia», explican los expertos de RUBIO en su página web.

Para ayudar a validar esas emociones, es necesario que les preparemos desde algunos días antes para lo que vendrá. Por ejemplo, la psicóloga Sonia Martínez asegura a Infosalus que una buena opción es que las familias ayuden a los peques a imaginarse cómo será ese primer día de clases, fijando siempre una meta alcanzable.

Es necesario también volver a las rutinas poco a poco. Y no tomarse como algo personal el primer día de clase de vuestro pequeño: no os despidáis de él llorando, ni haciendo un drama. Transmitirle tranquilidad en todo momento.

Depresión postvacacional, también en niños

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitario, más o menos un 7% de los niños experimenta algo parecido al síndrome postvacacional. «La vuelta de las vacaciones puede ser tan dura para los niños como para los padres», asegura el neuropsicólogo Álvaro Bilbao.

De acuerdo a la misma fuente, los síntomas asociados a ese síndrome postvacacional infantil son, entre otros, irritabilidad, cansancio, se levantan o se acuestan enfadados o muestran abiertamente su preocupación por la vuelta al cole.

Para evitarlo o, al menos, para minimizar esos síntomas y ayudar a que remitan, es necesario que, como familia, preparéis al niño emocionalmente unos días o semanas antes de comenzar el periodo escolar en septiembre.

¿Cómo volver a las rutinas?

Los expertos en crianza y educación tienen claro que en verano los niños tienen que continuar con sus rutinas. O, al menos, con parte de ellas. Es cierto que durante el periodo estival se pueden ir a la cama más tarde, no tienen tantas tareas escolares y los días no están cargados de actividades. Pero conviene que en junio se establezca un planning semanal para que el niño no pierda completamente todo ese día a día al que está acostumbrado.

Como decimos, se relajan un poco, así que lo mejor para recuperarlas y que la vuelta al cole no sea tan dura es empezar con las rutinas unos días o semanas antes de comenzar.

En cuanto volváis de vacaciones, comenzaréis con los horarios de irse a la cama y despertarse, con los horarios para comer e, incluso, podéis proponerles algunas pequeñas actividades para que vayan recordando lo que aprendieron durante el curso pasado.

Periodo de adaptación, sé paciente con tu hijo

No nos olvidamos de los pequeños que comienzan el curso escolar este año. El periodo de adaptación puede ayudarles a iniciarse en lo que será su día a día durante los próximos años sin demasiados miedos.

Desapegarse de sus familiares puede ser más complicado que para los que ya han pasado por el proceso, así que una recomendación es que vayáis aumentando progresivamente, con el paso de las semanas, las horas que el peque pase en el centro con sus profesores y compañeros. Así se irá adaptando y la separación de su familia se hará menos dura.

03 / 09 / 21