Consejos para que los niños vuelvan a la rutina en septiembre

Volver al a rutina después de las vacaciones de verano es algo que cuesta sudor y lágrimas. Los adultos somos más o menos conscientes del sentido de la responsabilidad y del porqué es necesario hacer ese pequeño esfuerzo, pero los niños no son conscientes. Y, además, está científicamente comprobado que las rutinas les hacen felices y son beneficiosas para su desarrollo.

Durante la temporada estival son muchos los niños que se ausentan de cualquier tipo de rutina y, sin embargo, todos tendrán que volver a ellas una vez comience el colegio en septiembre.

Los expertos en crianza, educación y psicología infantil aseguran que lo mejor para que no les cueste volver a la rutina en la vuelta al cole, es adelantarse a esa vuelta al cole: aprovechar los últimos días de las vacaciones en casa para introducirlas poco a poco. Que se vayan acercando cada día un poquito más a la hora de dormir y de despertarse del cole, a las horas de comida, pero también a hacer tareas educativas.

Volver a la rutina no es difícil, solo hay que saber cómo

Si los primeros días de colegio se os han echado encima sin haber vuelto a las rutinas y notáis a vuestros hijos más perezosos de lo normal, hemos de deciros que es totalmente normal y que terminarán por acostumbrarse de nuevo a ellas. Sin embargo, el papel que juegan los padres y familias es totalmente fundamental para que el proceso vaya viento en popa.

Lo más importante es ir cambiando poco a poco junto a ellos, ya que los niños aprenden por imitación. El ejemplo es clave en esa vuelta a las rutinas de septiembre.

Volved juntos a los mismos horarios de sueño

La rutina de sueño sea, posiblemente, una de las más importantes para los niños. Es esencial para su desarrollo que se levanten y se acuesten siempre a la misma hora, sobre todo si al día siguiente tienen colegio. Y todo esto a fin de que no lleguen demasiado cansados a primera hora ni sientan que no pueden más a media mañana.

Durante el verano es bastante lógico que esas rutinas de sueño se flexibilicen: se suelen acostar mas tarde y, por tanto, dormir hasta más entrada la mañana. Si, como decíamos al principio, este inicio de curso os ha pillado sin la rutina de sueño, es hora de que volváis a ella.

El primer paso para ello es ir modificando poco a poco todos los horarios familiares. En casa, por ejemplo, se apagan las luces para todos a las once y media y se encienden a las 8 de la mañana. Los niños tienen que irse dando cuenta poco a poco de que el verano ha llegado a su fin y de que tienen ciertas obligaciones.

Poco a poco irán adaptándose y en unos días estará dominado.

Para volver a la rutina, necesitan olvidar que están en verano

Puede que el verano no termine, según el calendario, hasta el próximo 21 de septiembre. Pero la vuelta al cole debe ser el preámbulo del final del verano, aunque las temperaturas todavía sean cálidas. Por eso, y aunque cueste entender que las vacaciones han terminado, los peques necesitan volver a establecer unos horarios de deberes o tareas.

Quizás sería bueno para ellos empezar a hacer actividades extraescolares por las tardes, ya que les ayudan a controlar los horarios. Si no es el caso, deberéis establecer esas rutinas horarias en casa estableciendo cierto periodo de tiempo para tareas, otro para la ducha, para hacer ejercicio físico o para charlas en familia.

También sería bueno recordar un tiempo prudencial diario para ordenar la habitación.

Lo importante es que se cumpla cada dia.

La vuelta al cole y las rutinas: ¿cómo hacerlo?

Por último, podéis conectar la vuelta al cole con esa vuelta al as rutinas de manera sencilla y divertida.

Los primeros días de colegio, los docentes harán llegar a todas las familias la lista con todo el material escolar que precisará el peque en este nuevo curso escolar. Material con el que hay que hacerse. ¿Qué tal si instáis a vuestros hijos a que os ayuden a prepararlo todo para las semanas siguientes?

Podéis, primero, hacer una limpieza para ver qué sirve del año pasado y apuntar lo que haya que renovar sí o sí. Después, le podéis pedir que acuda con vosotros al establecimiento y escoja el modelo que más le guste de cada esencial de esa lista.

Con esta sencilla actividad, lograrás que lleguen más motivados a sus primeros días de colegio.

13 / 09 / 22