¿Sabes cuáles son los mejores deportes para practicar en verano? Te damos las claves desde Agora International School Andorra

El deporte es el mejor aliado del bienestar infantil. Si sabemos con certeza que la actividad deportiva mejora considerablemente la salud de nuestros hijos… ¿Por qué vamos a invitarles a que dejen de practicarlo durante las vacaciones de verano?

Son muchos los estudios científicos que ponen en manifiesto, desde hace multitud de años, los beneficios de la práctica regular de actividad física para mejorar el desarrollo, el bienestar y la salud de los niños, así como la de adultos y personas ancianas. Además, son muchos los recursos que tenemos al alcance de nuestra mano para conseguir que los niños se enganchen a algún deporte específico, o para que realicen la hora de actividad física diarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Establecer unas rutinas diarias, incluso sin perderlas durante las vacaciones de verano, es primordial para que no pierdan el hábito. Y algo muy importante es dejar que sean ellos los que elijan el deporte donde se sientan cómodos y donde sientan que encajan. Ejemplo de que este tip funciona es la historia de Sandra Sánchez, actual oro olímpico en kárate en los Juegos Olímpicos de Tokyo: en varias entrevistas ha contado que, siendo muy pequeña, le apuntaron a ballet, a diferencia de su hermano, a quien enviaron a clases de kárate. Desde entonces, se esforzó en conseguir que a ella también le apuntasen a ese deporte, en un intento de demostrar que era tan capaz como su hermano y que el baile no era lo suyo. Desde entonces, no ha parado de crecer deportivamente.

Además, para que los niños se aficionen de verdad a un deporte es necesario planteárselo como una actividad lúdica, libre de presiones y de competitividad.

Deportes para practicar en verano

Sin embargo, estamos inmersos en plenas vacaciones de verano y las clases extraescolares han dado paso a largas jornadas de descanso y tiempo libre con amigos y familia. Además, las altas temperaturas que caracterizan a la temporada estival son grandes enemigas de la actividad física porque, de por sí, provocan cansancio y pereza.

Sin embargo, el verano no tiene por qué ser la época del año del parón deportivo. Los peques pueden seguir practicando deporte y, de hecho, deberían hacerlo porque sus beneficios se ven a largo plazo. Tal y como muestra La Fundación Española del Corazón, por ejemplo, practicar algún tipo de deporte mejorará considerablemente la agilidad infantil, reduce la ansiedad y baja las cifras de tensión arterial, entre otros. Y, sin ir más lejos, es el enemigo número uno de la obesidad.

Existen deportes pensados para la temporada de invierno (como el esquí o el snowboard), otros que se pueden practicar durante todo el año y otros que, además, merece la pena practicar en verano, mientras disfrutan de sus merecidas vacaciones.

¿Quieres saber cuáles son los mejores deportes para practicar en verano? Aquí van varios ejemplos:

  • La natación: somos conscientes de que existen las piscinas climatizadas y, de hecho, en Agora International School Andorra fomentamos la natación durante todo el curso escolar. Pero, el verano es sinónimo de baños en la piscina y, probablemente, acudamos con ellos a alguna municipal. O a alguna poza o playa donde puedan nadar sin parar. Podemos plantearles hacer natación mediante un juego: carreras entre nosotros, diez minutos haciendo largos en diferentes estilos… De hecho, la natación es uno de los deportes favoritos de los niños.
  • Surf: Es, sin duda, el deporte por antonomasia de los veranos (aunque son muchos los que lo practican durante todo el año). El surf es perfecto para niños de entre X y X años. Entre sus beneficios, de acuerdo a Sara Tarrés, autora de Mamá Psicóloga Infantil, son: la mejora de la coordinación y el equilibrio, la tonificación de algunos grupos musculares o el fomento de la conciencia ecológica.
  • Piragüismo: el piragüismo es un deporte bastante completo, ya que se trabajan casi todos los grupos musculares. Hay un montón de escuelas por ríos y playas que, o imparten cursos, o pueden alquilar canoas para que practiquéis el estilo libre.
  • Vóley-playa: además de para construir castillos, jugar sin parar e, incluso, echar un partido a las palas, la arena de la playa es genial para practicar vóley-playa, un deporte muy presente en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El material que necesitarán los peques es poco: una red y una pelota de vóley. Y los beneficios, sin embargo, son muchos: permite mayor sociabilización, trabaja muchos grupos musculares y se puede practicar al aire libre.

Si vais a practicar alguno de estos deportes, no olvidéis las recomendaciones para protegeros del sol: mucha protección solar, una gorra o sombrero (siempre que sea posible) y gafas de sol para los ojos.

19 / 08 / 21