En Agora International School Andorra sabemos que aprender música y expresión en la infancia contribuye positivamente al desarrollo. Te damos las razones

A priori puedes hacerte esta pregunta: ¿qué tienen que ver la música y la expresión con el aprendizaje infantil? Quizás no lo sabías, pero la ciencia avala los beneficios de estas dos enseñanzas en diferentes aspectos del desarrollo de los niños. Basándonos en esos estudios científicos, en Agora International School Andorra damos a ambas disciplinas el lugar que se merecen en el currículo académico y queremos explicarte por qué.

La música y las artes expresivas son claves para el desarrollo integral de los niños, ya que aportan beneficios cognitivos y personales, además de potenciar sus habilidades comunicativas. Algo, como decimos, avalado por la ciencia: un estudio llevado a cabo por el Instituto Mc Master para la Música y la Mente descubrió que aquellos niños que toman clases de música, tienen mejores resultados en las pruebas de memoria que los que no las toman.

Además, otro realizado Pilar Dies Suarez, doctora en el Hospital Infantil Federico Gómez, en Ciudad de México, descubrió que el aprendizaje musical tiene beneficios en el cerebro y las conexiones neuronales de los niños: «cuando un niño recibe clases de música, su cerebro completa ciertas tareas que incluyen habilidades auditivas, motoras, cognitivas, emocionales y sociales, que parecer activar estas áreas debido a la necesidad de crear más conexiones entre los dos hemisferios del cerebro», afirmaba.

A sabiendas de los múltiples beneficios del aprendizaje musical, en nuestro centro los alumnos se inician en este universo en la etapa de Educación Infantil y continúan a lo largo de la Educación Primaria aprendiendo a tocar un instrumento musical dentro del proyecto de Educación Musical. Aunque tienen contacto con el piano desde Infantil y disponen de ukeleles o instrumentos de percusión, lo cierto es que se centran en el aprendizaje del violín.

Los beneficios del violín

Un estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología afirmaba que los estudiantes que reciben instrucción musical a lo largo de su vida académica, mejoraban significativamente sus capacidades cognitivas. El estudio, además, iba un paso más allá dejando claro que los jóvenes que aprenden a tocar un instrumento mejoran su rendimiento en asignaturas como matemáticas, ciencias e inglés.

Y es que, según el autor principal de dicho estudio, «aprender a tocar un instrumento musical y tocarlo en un conjunto es muy exigente. Un estudiante debe aprender a leer la notación musical y a desarrollar la coordinación ojo-mano-mente, así como habilidades de escucha aguda y habilidades de quipo, para tocar en un conjunto y desarrollar disciplina para la práctica».

En concreto, el violín aúna estos y otros beneficios y, por ello, es considerado por muchos expertos uno de los mejores instrumentos que pueden aprender a tocar los niños. Por ejemplo, el experto en psiquiatría pediátrica Jaimes Hudziak, descubrió que su aprendizaje puede ser más efectivo que un tratamiento con fármacos para mejorar los síntomas de la depresión infantil.

Por su parte, expertos de la Universidad de Chile llegaron a la conclusión de que saber tocar el violín mejora la concentración.

Las artes ayudan en la educación emocional

Además de la educación musical, en Agora International School Andorra también dotamos mucha importancia a las artes creativas y las escénicas dentro de la formación integral de nuestros alumnos. Y es que, a través del arte, los niños son capaces de pensar por sí mismos y desarrollan su creatividad, su imaginación, la sensibilidad artística y también las emociones.

Además de ayudarlos a expresar sus sentimientos y superar cualquier obstáculo, el arte, entendido en sus múltiples formas, tiene, entre otros, estos beneficios:

  • Contribuye a conseguir los mínimos de actividad física semanales establecidos
  • Ayuda a los niños a expresar sus emociones (con el teatro, por ejemplo)
  • Es perfecto para trabajar la empatía y el respeto hacia los demás
  • Mejoran su dicción
  • Activan su memoria
  • Les ayuda con la sociabilización con los demás

En nuestro centro, en concreto, integramos dentro del currículo escolar el teatro y la oratoria.

Música y arte: ¿futuros artistas?

Introduciendo la música y la expresión de las artes escénicas en la educación integral desde Educación Infantil, en Agora International School Andorra no pretendemos educar a futuros músicos o artistas, sino aprovechar los beneficios de ambas disciplinas sobre el aprendizaje a lo largo de toda la formación académica de nuestros estudiantes.

01 / 10 / 21